lunes, 28 de enero de 2013

"ENTRENAMIENTO: No pierdas el tiempo haciendo aeróbicos."


Desde que empezamos a interesarnos en los deportes escuchamos a los profesores e instructores que debemos hacer aeróbicos o correr para mantener la salud y bajar de peso; el punto crítico es que el conocimiento consiste básicamente en lo que ven en los medios de comunicación como revistas, la internet o la televisión, en donde la experiencia empírica parece ser suficiente para notar lo que se dice o se enseña es un absurdo.

Uno de las primeras cosas que los defensores de los aeróbicos citan es que nosotros fuimos biológicamente creados para correr; aparentemente el hombre sobrevivió y evolucionó debido a su increíble habilidad de recorrer largas distancias al mismo ritmo por periodos largos de tiempo.

Los aeróbicos hechos con exageración disminuyen la testosterona mientras aumentan el cortisol; es decir básicamente lo opuesto que se desea, si se hace un entrenamiento con pesas seriamente; esto tiene una mayor incidencia en las mujeres que poseen naturalmente menos testosterona y la última cosa que se desea es reducir más los niveles de esta hormona siendo un error que observamos en muchos gimnasios del mundo.

Si por alguna razón a una persona le gusta correr o necesita añadir aeróbicos en la rutina, entonces existe una solución; se llama entrenamiento intervalado que es el único tipo de aeróbico que se debería usar dentro de un programa de entrenamiento para obtener un crecimiento muscular sostenible;

- Se puede iniciar la actividad (correr, pedalear, arrastrar neumáticos, saltar la cuerda o subir las escaleras) por una pequeña duración de 30 a 60 segundos a alta intensidad.
- Bajar la intensidad desarrollando el ejercicio de 1 a 5 minutos.
- Repetir el proceso varias veces hasta encontrar el punto exacto.

Este tipo de entrenamiento no sólo aumentará el VO2 (capacidad pulmonar), también incrementará la Hormona de Crecimiento HGH y también ayudar a la síntesis de proteína; la gran apuesta por el entrenamiento intervalado es que está documentado científicamente y no solo se basa en evidencias empíricas.

¿Cuál cuerpo prefieres tener?

0 comentarios:

Publicar un comentario